Primavera

Si se caen todas las hojas del Parque Paradójico a un tiempo el estruendo que originarán será cuando menos descorazonador. Una hoja del Magnolio centenario que hay junto al estanque puede que no signifique nada, ni tan siquiera una del majestuoso sauce llorón de la entrada, pero ¿todas al unísono? Ni el corazón más negro de la ciudad podrá ignorar semejante gesto de rebeldía.


¿Quieres leer otra historia al azar?

1 comentario :

  1. Bello, pero deberían ser los rayos de sol, los rebeldes que decidieran traspasar los nubarrones. Por negros que fueran éstos.

    ResponderEliminar